Tour de Francia 2016, por Sara Giraldo

Por Sara Giraldo

 Crónica - Etapa 1
¡Qué no cunda el pánico! Los 188 km recorridos en Normandía inauguraron los nervios del pelotón. Los vientos hicieron de las suyas, alargaron y fragmentaron el grupo, los líderes trataron de ponerse en cabeza para evitar percances, pero a su vez, aumentaron de forma considerable el ritmo de carrera. Como consecuencia de la alta velocidad Alberto Contador entró mal a una curva, se golpeó con el separador de la calle y se fue al suelo. Resultó con el hombro y la cadera seriamente golpeados. En la misma colisión salió damnificado Geraint Thomas, el principal escudero de Chris Froome. Por ello, se creó una brecha entre el pelotón y el español del Thinkoff, sin embargo, en una gran muestra de lealtad deportiva, Fabian Cancellara se puso como cabeza del lote y se encargó de mermar el ritmo para que Contador pudiera reincorporarse. Finalmente, el Thikoff logró llevar a su líder de vuelta al grupo de los favoritos. Así pues, la definición de la etapa se resolvió al sprint entre Kittel, Greipel Cavendish y Sagan, se puede decir que ha sido la disputa por velocidad más lujosa de la temporada, teniendo en cuenta los grandes nombres. El primer lugar se lo llevó el británico Mark Cavendish – que por primera vez en su vida vestirá el malliot amarillo, a pesar de haber ganado 26 etapas en el Tour de Francia- seguido por Kittel y Sagan en el tercer puesto. Valga hacer mención especial a los dos protagonistas de la fuga Howes y Delaplac, pues estuvieron a la vanguardia por más de 180 km. En cuanto a los favoritos: Nairo y Froome entraron con el mismo tiempo (33”), además ya pusieron distancia sobre Nibali, Aru y Porte (todos a 42”) mientras que Contador o Pinot no aparecen en la lista de los primeros cincuenta corredores.

Crónica – Etapa 2
Monstruo verde, hoy AMARILLO. Es importante mencionar que los últimos tres kilómetros de la etapa de ayer fueron neutralizados por decisión de la organización, razón por la que los tiempos inicialmente marcados como diferencia fueron suprimidos. Todo el pelotón marcó el mismo tiempo (excepto los vencedores de etapa que ganaron las respectivas bonificaciones). Por ello, los corredores afrontaron la etapa 2 en igualdad de condiciones. Aunque la jornada concluyó con tranquilidad, no fue así en sus inicios. Alberto Contador volvió a tocar el suelo, que sumado al accidente sufrido ayer, repercutió en la pérdida de tiempo que tuvo el día de hoy. El pelotón, por su parte, estuvo controlado la mayor parte de la carrera, en gran medida a causa de la lluvia que se hizo presente. Como era de esperarse, en consideración del trazado de la segunda etapa, hoy vimos el desarrollo de una clásica, es decir, muchos kilómetros, desnivel permanente de la carretera y sectores estrechos en los que el pelotón se tuvo que alargar –sumando además el factor climático mencionado-. Por ello vimos en la definición los nombres de quienes corresponde: Sagan, Alaphilippe y Valverde fueron los clasicómanos que conformaron el podio. Valga decir de paso que el eslovaco campeón del mundo, además de llevarse la etapa, se viste de amarillo por primera vez en su vida y se lleva también su acostumbrada camiseta verde (clasificación de los puntos). Por otro lado, la clasificación de la montaña queda en manos de Jasper Stuyven que estuvo en cabeza de carrera desde sus inicios y finalmente fue capturado a falta de un kilómetro para la meta. En cuanto a los favoritos, Quintana y Froome ya se ubican en el Top 10, con el mismo tiempo. Aru, Bardet y Landa están a 4” de ellos; los siguen Nibali y Pinot a 11”. Mientras que contador ya se encuentra a más de 40” y Porte por encima del minuto.


Crónica – Etapa 3
Hoy se llevó a cabo una etapa sin mayores sobresaltos, larguísima (223.5km), en la que el pelotón fue a “paso de turista” por más de 120 km –la carrera estuvo mucho más demorada que lo presupuestado por la organización-, el clima fue favorable y los líderes pudieron conservar la calma.
Como situación destacada,  está la fuga de Fonseca que se mantuvo por casi 220km, en una empresa solitaria y temeraria, que por naturaleza, fue neutralizada muy cerca de la meta, cuando los trenes de los velocistas aumentan las revoluciones a niveles desproporcionados y convierten al pelotón en una masa viva, nerviosa y despiadada. No obstante, es increíble que este francés no se haya llevado la distinción del más combativo de la jornada, resulta cuestionable entonces el factor de escogencia para entregar el número rojo que lo representa.
Estos trenes de lanzamiento para los sprinters se lucieron, ubicaron a los protagonistas de la velocidad y ellos nos brindaron una de las definiciones más emocionantes y disputadas de los últimos años. Cavendish y Greipel terminaron pasando la meta simultáneamente, fue el fotofinish el que finalmente determinó la victoria del británico, que con ella suma su segunda etapa en esta edición de la Ronda Gala.
Ahora, Froome y Quintana se ubican cada vez mejor en la general, el del SKY es cuarto, mientras que el colombiano de Movistar es sexto. Lo más probable es que este panorama se mantenga hasta que llegue la montaña, que aparece contundentemente en la etapa 8, y sea allí cuando empiecen a mostrarse los dientes. Considero, a título personal, que Nairo debe apresurarse para vestirse de amarillo, por lo menos obtener el malliot antes que Chritopher, y así poder invertir los papeles de las últimas carreras para ver cómo va a responder el dos veces campeón en París.  Siempre es mejor defender la posición que arrebatarla y el Movistar está más que equipado para proteger al boyacense.


Crónica – Etapa 4
Kittel, por fin Kittel. La cuarta era posiblemente de las últimas etapas en las que los sprinters iban a poder lucirse, pues el trazado de hoy condujo al pelotón hacia el macizo central, por ello, mañana ya veremos media montaña. En este orden de ideas, el trazado más largo de este Tour (237,5 Km) se adelantó de manera tranquila, a excepción de la última rotonda previa a la meta, en la que el grupo entró nervioso, sin embargo no se presentó ningún accidente. La de hoy fue también un poco más rápida que la de ayer, esto último debido a que el director de la carrera se pronunció diciendo que los costos de satélites y helicópteros eran bastante altos para poder transmitir toda la etapa, sumándole a esto el compromiso del pelotón con el espectáculo que deben brindar a la audiencia. Recordemos que la etapa anterior llegó con 40 minutos de retraso, además por casi 200km se rodó a un promedio de 33km/h. Volviendo a la carrera, los trenes de lanzamiento para los velocistas se configuraron ordenadamente y dejaron a sus líderes para la disputa. Kittel, Coquard y Sagan conformaron el podio, en ese orden. Por fin el alemán del Etixx se pudo consagrar en esta edición del Tour. Valga mencionar que en lo que va de carrera los sprints han sido bastante reñidos y todos han quedado en manos de los favoritos, de esta manera, se ha evidenciado un altísimo nivel en la definición por velocidad. Ahora bien, en cuanto a la clasificación general Peter Sagan conserva el malliot amarillo y los demás jefes de filas se mantienen así: Froome quinto, Quintana séptimo, Aru octavo, Pinot de treinta y uno y Contador de cincuenta y cuatro.

Crónica – Etapa 5
El primer trazado de montaña, de media montaña para precisar, empezó a mover el grupo de los favoritos. La etapa se la llevó Greg Van Avermaet, que logró llevar una fuga tempranera a buen puerto, además el belga viste hoy la camiseta amarilla. Vimos cómo Movistar comandó gran parte de la jornada, el equipo español marcó un paso salvaje y fragmentó el pelotón, quedaron descolgados así Nibali y Cotador. Luego el relevo lo tomó el SKY, cuando Nairo parecía vulnerable con un solo gregario, pero esto fue solo apariencia, a falta de 2km para la meta Valverde aceleró y por un momento lograron poner metros de distancia respecto de Froome, sin embargo el líder del equipo británico pudo llegar a rueda del colombiano y cruzaron con el mismo tiempo la meta. Hoy se aclararon otros panoramas respecto de los favoritos a vestir la amarilla en París. Por ejemplo que, los franceses Bardet , Pinot, Rolland y Barguil, aunque no tienen equipos poderosos, están en buena forma y sería irresponsable no tenerlos en cuenta. También que Nibali –reciente campeón del Giro de Italia- no está para disputar la general, puede ser que sea aliado de su jefe de filas Fabio Aru, o que piense en llevarse alguna de las etapas de alta montaña. Contador, por su parte se ve muy mermado físicamente por las caídas sufridas y con el tiempo perdido acumulado de las dos jornadas, más la diferencia de hoy se le ve turbia la lucha real por la clasificación general. Por último, es necesario reconocer el peligro que representa Dani Martin, que ha lucido una gran forma y cuenta con un equipo fuerte, dentro del que también está la estrella francesa Julian Alaphilippe. De esta manera, la clasificación general que estaba dominada por los velocistas sufre la modificación esperada y queda así: 1. Van Avermaet, 2. Alaphilippe (5’11”), 3. Valverde (5’13”), 4. Rodríguez (5’14”), 5. Froome (5’17”), 6. Barguil (5’17”), 7. Quintana (5’17”), 8. Aru (5’17”), 9. Rolland (5’17”) y 10. Martin (5’17”).

Crónica - Etapa 6
¡Mad Mark! En la emocionante definición por velocidad, el británico de la Isla de Man, pasó primero y se llevó su etapa número veintinueve en el Tour de Francia, convirtiéndose así en el segundo ciclista más ganador de la Ronda Gala, título que antes sostenía Bernard Hinault. Quien lidera este listado es el Caníbal Eddy Merckx, con treinta y cuatro victorias. Hoy tuvimos, tal vez, la etapa más tranquila de lo que va de carrera, el pelotón probablemente arrancará completo mañana. Hace muchos años que no llegaban los 198 a la séptima jornada. Froome y Quintana entraron nuevamente con el mismo tiempo, los principales candidatos para la clasificación general pasaron el Macizo Central sin sacarse diferencias, veremos entonces las demostraciones de escalada en los peligrosos Pirineos. Por ahora el top 10 permanece igual al de ayer. A modo de comentario, les cuento que los maravillosos “saludos” al Tour que realizan los espectadores a lo largo de las rutas no son solo por el amor que tienen los fanáticos a la carrera más grande, sino porque además la organización de esta entrega premios para los más originales, esto con el propósito de que la tradición permanezca y cada vez sean más creativos. (Les comparto la imagen de mi homenaje favorito de hoy).

Crónica - Etapa 7
En primera instancia se debe señalar el sobresaliente trabajo del conjunto africano Dimension Data, pues hoy son los principales protagonistas del Tour 2016, al llevarse cuatro de las siete etapas que se han corrido. Cummings ganó en la jornada de hoy, conquistando una de las empresas solitarias a la que nos ha acostumbrado en los últimos años. El veterano suma su grano de arena, y junto con Cavendish –ganador de tres etapas en esta edición- ponen en alto el nombre de su equipo, en el evento más grande del deporte de las bielas. Ahora bien, la fuga conformada por 29 participantes fue la que comandó toda la etapa. Una escapada supremamente peligrosa, no solo por lo numerosa, sino por los nombres que allí estaban (Nibali, Navarro, Van Avermaet,, entre otros). Por ejemplo, el líder Greg Van Avermaet se arropó entre ellos y en virtud a esto consiguió permanecer con el malliot amarillo por lo menos un días más. Como si fuera poco, el belga ahora se consolida en la primera casilla de la general con 6’36” de diferencia sobre su más cercano perseguidor. Entrando en materia, parece un exceso de confianza por parte de los favoritos, a saber Quintana, Froome, Aru y Martin –teniendo en cuenta que Nibali, Contador y Pinot pueden tenerse tentativamente descartados - permitir una fuga de las características mencionadas. Más de seis minutos los alejan de la amarilla, además su actual portador no es un mal escalador, como lo demostró hoy, a eso se le suma la motivación con que cuenta el corredor del BMC para mantener el liderazgo. Según este panorama, podría postergarse o complicarse la consecución de la primera casilla en la general para los ciclistas catalogados como principales candidatos. Creo que es importante resaltar dos situaciones, en primer lugar el gran nivel que está mostrando la joven promesa francesa Julian Alaphilippe, que no solo ha protagonizado algunas de las disputas al sprint, también hoy llegó con el grupo de favoritos y lleva varias jornadas ubicado en la segunda posición de la clasificación general, además de liderar ampliamente la de los jóvenes. En segundo lugar, el ataque tímido de Jarlinson Pantano antes de la cima del último puerto, que demuestra que el colombiano está en buena forma y tiene ánimos de llevarse su primera etapa en la Grande Boucle. Esperaremos pues la primera etapa de alta montaña que tendrá lugar mañana, sabemos que los Pirineos siempre afectan al pelotón, por ello es probable que empecemos a ver movimientos de los grandes escaladores y favoritos al título en París. Será hora de dejar la mesura atrás e iniciar la lucha por la camiseta amarilla. Como gran protagonista de la jornada sabatina está el mítico Torumalet, cuya cima se encuentra a 2.115 metros sobre el nivel del mar. Esta montaña representa una escalada de 23km con porcentaje promedio de inclinación del 6.33%, es decir, es un puerto en exceso difícil –muy propicio para las características de Quintana-. A esto se debe agregar el calor infernal que ha estado haciendo estos días. Podemos ver entonces más damnificados en las próximas 24 horas.

Crónica – Etapa 8 Froome, Froome y más Froome. En virtud a un trabajo increíble del SKY, llevándose la mención de honor Sergio Luis Henao, el líder del equipo británico logró llegar con un grupo sumamente seleccionado a la cima del último puerto de montaña de la jornada. En este orden de ideas, Christopher atacó a pocos metros de terminar la escalada y consolidó su diferencia en el descenso. Así pues, se lleva su primera etapa y se pone su habitual camiseta amarilla. Pudimos evidenciar igualmente la poca respuesta del equipo Movistar, llamado a “controlar” al SKY, ya que en el último ascenso Nairo se vio en compañía únicamente de Valverde –que trae un Giro encima- De esta manera resulta difícil entender cuál era el propósito de la escuadra telefónica al armar una selección eminentemente escaladora, ya que hasta ahora no ha respondido como debería. Esperemos que mañana esta situación cambie y Quintana pueda permanecer con gregarios por más tiempo. Ahora bien, vale resaltar el esfuerzo de Pinot en el ascenso al primer puerto de la jornada. Al verse sin posibilidades de alcanzar la clasificación general el francés se embarcó en la empresa llevarse otro puerto mítico, como hizo el año pasado en Alpe D’Huez, y lo hizo hoy con el Tourmalet. Así las cosas, la clasificación general quedó de la siguiente manera: 1. Froome; 2. A. Yates (16”); 3. Rodríguez (16”); 4. D. Martin (16”); 5. Valverde (16”); 6. Quintana (23”); 7. Aru (23”); 8. Van Garderen (23”); 9. Bardet (23”); 10. Mollema (23”). Como dato curioso, el exlíder Van Avermaent perdió 26 minutos. Así que es importante reivindicar la crítica realizada ayer, claramente los grandes favoritos tienen todo muy calculado para que solo entre ellos puedan hacerse daño. Continuando la misma línea, la clasificación de los jóvenes también cambió de líder, ahora toma el malliot blanco el británico Adam Yates, que además se ubica segundo en la general.

Crónica - Etapa 9
Ataques que se hacen agua. El primer hecho importante que sucedió en la jornada de hoy fue en el kilómetro 100, momento en el que Alberto Contador puso pie en tierra y dijo adiós al Tour de Francia 2016. El español venía golpeado físicamente de las dos primeras etapas, con tiempo de diferencia en la general y sin buen ritmo de pedaleo consecuencia de los golpes sufridos. Ahora el de Pinto tendrá que concentrarse en los Olímpicos, La Vuelta y el mundial para poder salir bien librado de la temporada. Ahora, para entrar en materia, el gran trabajo del holandés Tom Dumolin le permitió llevarse la etapa reina de la carrera. La alta, altísima montaña –un premio de segunda, tres de primera y uno de fuera de categoría-, el calor salvaje de 34 grados centígrados de promedio, para terminar luego en la llegada con lluvia y granizo. El del Giant, cuya especialidad es la contrarreloj, completa así su colección de victorias en cada una de las grandes vueltas. Por otro lado, el pelotón estuvo controlado y dominado siempre por el SKY, que muestra tranquilidad a la vez que impone su voluntad en cada etapa. Así, su líder no se incomoda bajo ninguna circunstancia, excepto que sea su iniciativa marcar alguna diferencia. Aparentemente Movistar y Astana pretendían preparar ataques para sus líderes al ubicar hombres en la fuga, no obstante, Quintana se limitó a ir a rueda de Froome, mientras que Aru se desconectó y ahora está a 1’23” del malliot amarillo. En lote de los favoritos, se presentaron los movimientos a 5km de meta, el primero en mostrar las fichas fue el SKY que con un ataque de Sergio Henao logró seleccionar aún más el grupo. A ello le siguieron respuestas de Porte, D. Martin y el mismo Froome, pero no pudieron marcarse nuevas diferencias entre ellos. Con ello, la clasificación general se modificó sustancialmente y quedó así: 1. Froome; 2. A. Yates (16”); 3. D. Martin (19”); 4. Quintana (23”); 5. Rodríguez (37”); 6. Bardet (44”); 7. Mollema (44”); 8. Henao (44”); 9. Mentjes (55”); 10. Valverde (1’01”).

Crónica - Etapa 10
El lote de la sabrosura. La etapa de hoy proponía un trazado de 197km, con un puerto de primera categoría en el inicio de la jornada y uno de tercera a 6km de la meta. El pelotón se mantuvo a un paso tranquilo y el grupo permaneció compacto. La pasividad del lote principal permitió que la fuga se llevara la etapa con una diferencia de más de nueve minutos. El ganador fue el australiano del Orica Michael Mathews, en segundo lugar, Peter Sagan y el podio lo completó Edvald Boasson Hagen. Con este resultado, Sagan vuelve a vestirse de verde con una diferencia de 38 puntos sobre su perseguidor Mark Cavendish. Otra de las clasificaciones que cambió fue la de equipos, que antes lideraba el BMC, ahora es Movistar el que se estrenó hoy con la distinción de los cascos amarillos. En cuanto a los favoritos, el único susto que pasaron fue un lapso en el que se presentaron vientos de costado, de los que todos salieron bien librados. Por tanto, la clasificación general no presentó ninguna modificación y se mantiene de la siguiente manera: 1. Froome; 2. A. Yates (16”); 3. D. Martin (19”); 4. Quintana (23”); 5. Rodríguez (37”); 6. Bardet (44”); 7. Mollema (44”); 8. Henao (44”); 9. Mentjes (55”); 10. Valverde (1’01”). Ayer se presentaron algunas situaciones importantes para el ciclismo, aunque todas ajenas al Tour de Francia. En primer lugar la lesión de Contador lo marginará de los Juegos Olímpicos, lo que aclara un poco el panorama para el liderato de Valverde en la selección española. En segundo, Purito Rodríguez, de 37 años, anunció su retiro del profesionalismo al final de esta temporada, abandonará el pelotón no solo un inmenso escalador, sino una gran persona.

Crónica - Etapa 11
EL TOUR TAMBIÉN ES PLANO. En primera instancia se debe destacar el trabajo espectacular que realiza Peter Sagan en cada una de las etapas, el eslovaco demuestra siempre por qué es uno de los mejores ciclistas del momento. En su búsqueda por el malliot verde aprovechó el momento de confusión del pelotón causado por los vientos para emprender un ataque de lejos con el propósito de llevarse la etapa sin disputar un sprint masivo. Objetivo que logró con tranquilidad, por ello se adjudica su segunda victoria en la presente edición de la Grande Boucle, además que continúa sumando para mantenerse líder en la clasificación de los puntos. Ahora bien, la jornada de hoy fue un desastre en lo que a estrategia respecta para todos los equipos. En primer lugar, para aquellos que pretendían un sprint de sus líderes fue desastrosa teniendo en cuenta que concedieron la fuga de Sagan y luego no pudieron organizar sus filas para emprender su captura. En segundo lugar, para los equipos de los candidatos a la clasificación general fue un golpe fuerte, puesto que no se entiende cómo es posible que Froome atacara en terreno llano –sin equipo, valga aclarar- y marque diferencia. En este orden de ideas, es evidente que el Movistar no ha podido aprender que siempre sus causas se ven afectadas en las etapas planas. Con esta, son tres las ocasiones en que los vientos afectan a sus líderes en el Tour de Francia. Si bien Nairo Quintana no es un ciclista que se destaque en los terrenos llanos, es inexplicable que haya perdido la rueda de Froome –por segunda vez en la carrera-, por otro lado, es imperdonable que en una etapa de estas características el jefe de filas se encuentre sin equipo en la mitad del pelotón. A diferencia de los demás favoritos, Christopher Froome es el único que ha mostrado sus cartas para liderar la clasificación general, realizando ataques inesperados y controlando con su equipo la carrera en todo momento. Así, el del SKY agrega segundos sobre sus perseguidores y se perfila, como en los últimos años, en el serio candidato para vestirse de amarillo en París. Aunque es cierto que aún falta mucha carrera, recordemos que están programadas dos contrarreloj –prueba en la que el británico se desataca- y pocas etapas de alta montaña, así que cualquiera que pretenda el título tendrá escasas chances para descontar (aunque parezcan pocos segundos), será cuestión tanto de estrategia como de trabajo en equipo para quitarle la camiseta al doble campeón del Tour de Francia. Finalmente, la clasificación general ha quedado así: 1. Froome; 2. A. Yates (28”); 3. D. Martin (31”); 4. Quintana (35”); 5. Mollema (56”); 6. Bardet (56”); 7. Henao (56”); 8. Valverde (1’13”); 9. Van Garderen (1’13”); 10. Kreuziger (1’28”). Para concluir, un dato en extremo relevante, la etapa de mañana tenía programado terminar en la cima de Mont Ventoux, un puerto mítico en esta carrera, sin embargo por causas climáticas (vientos de más de 100km/h y temperatura extrema), ha sido recortada y ahora contará con 6km menos, tramo en el que se encuentra la mayor inclinación. Situación entonces que perjudica los intereses de los escaladores que tenían esta montaña como uno de sus objetivos. Nota: Fernando Gaviria se lleva hoy la segunda etapa del Tour de Polonia. Grande nuestro representante olímpico, quien a su corta edad ya suma etapas en la máxima categoría del ciclismo internacional.

Crónica - Etapa 12
Esa maldita montaña. Bien hizo el innombrable (Amstrong) en bautizar Mont Ventoux como La maldita montaña. Esta podrá no ser la más elevada, la más inclinada o la más larga, pero tiene una mística perversa. Es una cumbre de Alpes que parece de Pirineos. Siempre sucede algo, el puerto acaba con los ciclistas física y mentalmente, los golpea poco a poco, cuando menos esperan ya han salido perjudicados. Mont Ventoux es un peligro –valga aclarar que hoy fue 6km más corto- que no perdona, ni respeta corredor alguno. La etapa había iniciado nerviosa, todos esperaban ataques de los favoritos, los equipos permanecían en una tensa calma mientras intentaban mantener a sus líderes adelante y con la mayor cantidad de gregarios posibles. El pelotón mayoritario llegó a pie de puerto e inmediatamente comenzó a mermarse, la montaña sola cobró sus víctimas. Movistar ya estaba diezmado -Nairo contaba únicamente con Valverde-, SKY conservaba numerosos corredores, al igual que BMC. El primero en presumir los intereses fue el español del equipo telefónico, sin embargo este no marcó gran diferencia y fue capturado por el gregario más fuerte del equipo británico, Sergio Luis Henao. Así pues, continuó ya el propio Quintana para recortar distancia con Froome, pero sus reiterados intentos no produjeron réditos. Por el contrario, se vio descolgado por un ataque del malliot amarillo, que se fue con Porte y Mollema. No obstante, el trío aunque logró marcar una diferencia considerable, se vio involucrado en un desafortunado evento en el que, aparentemente, se chocaron con una moto de la organización que dejó sin bicicleta al líder de la carrera y al australiano del equipo estadounidense, mientras que el del TRECK pudo salir mejor librado y continuó pedaleando. Como consecuencia del accidente, Christopher Froome tuvo que trotar –acción que es prohibida y sancionada con expulsión, toda vez que bajo ninguna circunstancia un competidor puede continuar en un medio diferente a la bicicleta- un trayecto para no perder tanto tiempo pues el vehículo de su equipo no aparecía para entregarle una nueva cicla. En ese lapso el grupo que venía descolgado pudo sobrepasarlo y llegó a meta con una amplia diferencia sobre el líder. Después de esta extraña situación, la general, como consecuencia de una inexplicable y reprochable decisión de la organización, quedó así: 1. Froome; 2. A. Yates (42”); 3. Mollema (56”); 4. Quintana (1’01”); 5. Bardet (1’15”); 6. Valverde (1’39”); 7. Van Garderen (1’44”); 8. Aru (1’54”); 9. D. Martin (1’56”); 10. Rodríguez (2’11”). Por último, pero no menos importante, el podio en la escalada a Mont Ventoux resultó de la siguiente forma: 1. De Gent (Lotto Soudal); 2. Pauwels (Dimension Data); 3. Navarro (Cofidis).

Crónica - Etapa 13

Dumolin contra el tiempo. El holandés Tom Dumolin mostró todo su talento y potencia en la contrarreloj dispuesta para hoy. Durante 37.5 km la mariposa se vistió de Eolo, el dios griego del viento, y voló. Hizo un tiempo extraordinario, puso más de un minuto de diferencia sobre el segundo más rápido. No en vano es el mejor actualmente en esta especialidad, también fue 2’05” más veloz que Tony Martin, tres veces campeón del mundo de crono. Respecto a los favoritos vimos movimientos importantes, por ejemplo Chris Froome se desempeñó de manera sobresaliente, siendo el segundo de la etapa y por ello amplió la distancia sobre sus perseguidores. Mollema, por su parte, escaló una posición y se ubicó segundo en la general, mientras que el colombiano Nairo Quintana hizo una presentación bastante regular, aunque valga aclarar, que el de Movistar nunca se ha destacado en la prueba contra el reloj. El de Boyacá volvió a perder tiempo, ya ha cedido en todos los terrenos, a saber: montaña, plano, descenso y ahora en la contrarreloj. Si sien llega a los Alpes con una diferencia similar a la que tenía en el Tour anterior, ahora tiene más rivales que vencer, Mollema y Yates no parecen ser competencia sencilla, a esto se le suma que el del Sky luce mucho más sólido que en las ediciones pasadas. La clasificación general quedó de esta manera: 1. Froome; 2. Mollema (1’47”); 3. A. Yates (2’45”); 4. Quintana (2’59”); 5. Valverde (3’17”); 6. Van Garderen (3’19”); 7. Bardet (4’04”); 8. Porte (4’27”); 9. D. Martin (5’03”); 10. Aru (5’16”). Vemos entonces que Porte ingresa al top 10, a hacerle compañía a su compañero de equipo Van Garderen y en ese orden de ideas, Rodríguez es quien se ve desplazado de la lista y ahora se ubica en la posición 13, todos sabemos que el español no va nada bien a la contrarreloj. Por último, mañana tenemos una etapa de 208.5 km, con tres puertos de cuarta categoría que no representa ninguna exigencia montañosa para el pelotón. Esperemos que sea una jornada tranquila pues los corredores necesitan conservar fuerza para la etapa de alta montaña que está programada para el domingo.


Crónica - Etapa 15

Oiga, mire, vea, ganó Jarlinson. Jarlinson Pantano se lleva la etapa 15 del Tour de Francia 2016. El caleño, que corre para el equipo suizo IAM Cycling, escaló como escarabajo los cinco puertos y se destacó en el descenso para vencer finalmente en el embalaje a Majka. Así, el joven de 27 años se lleva su primer triunfo en la ronda gala y el decimoquinto en la historia de Colombia. Ahora bien, el trazado estaba dispuesto para que los favoritos empezaran a encauzar su objetivo de estar en lo más alto de la clasificación general. Astana fue el único equipo que se enfrentó al dominio del Sky, puso a Nibali en cabeza de carrera y en la última escalada pudo mermar los gregarios de Froome, no obstante, cuando fue el turno de Aru para dar la estocada final, el joven italiano se quedó sin fuerzas y no pudo beneficiarse del esfuerzo de su equipo. También, fue evidente la mala jornada que vivió Adam Yates, siempre cerrando el pelotón de los líderes. A pesar de ello, ninguno de los corredores del Movistar intentó atacarlo para avanzar puestos en la clasificación general. Recordemos que el del Orica se ubica tercero seguido de Quintana y Valverde. Parecía una oportunidad propicia para que el equipo español moviera el grupo y descolgar al británico. Los telefónicos, como conjunto, no han respondido como se esperaba, ojalá que en la tercera semana despierten porque la carrera necesita emoción. La única forma de lograrlo es disputar la hegemonía del Sky, y en el papel pareciera que son los únicos que pueden incomodarlos. Además, deben procurar por los intereses de su líder, que aunque no luce su mejor forma, también es cierto que de no ser por Valverde –que tiene un Giro encima- no ha contado con suficiente apoyo de sus otros gregarios. La lucha por la amarilla sufrió algunos cambios, mañana arrancaremos con estas diferencias: 1. Froome; 2. Mollema (1’47”); 3. A. Yates (2’45”); 4. Quintana (2’59”); 5. Valverde (3’17”); 6. Bardet (4’04”); 7. Porte (4’27”); 8. Van Garderen (4’47”); 9. D. Martin (5’03”); 10. Aru (5’16”).

Crónica - Etapa 16
Banderas verdes en Suiza El grande, el inmenso, genio y figura Peter Sagan se lleva su tercera etapa en la carrera. El del Thinkoff ahora es virtual campeón de la camiseta verde –sería su quinta vez consecutiva- puesto que hasta la llegada a París no habrá más espacio para los velocistas, teniendo en cuenta que estos no suman puntos en montaña, entonces, salvo por retiro, el ciclista más regular del pelotón y estrella eslovaca se llevará esta clasificación. ‘Peto’ alcanza 405 puntos, mientras que Cavendish, quien lo sigue en la lucha por la verde, cuenta con 295. La jornada se desarrolló muy rápido, un promedio de 47 km/h, la más veloz hasta el momento. El pelotón corrió por Suiza, el terreno era favorable para la consagración épica de la leyenda viviente Fabian Cancellara, pero por más que estuviera en su casa y todo pareciera dispuesto, no fue posible el retiro soñado del gran excampeón del mundo de contrarreloj. Pudimos ver a los primeros de la general en la vanguardia, de cara al pavé que estaba presente muy cerca a la llegada, en virtud a ello no hubo sorpresas y la clasificación general no sufrió modificación alguna. Finalmente, hoy se produjo un hecho insólito, por primera vez en la historia del Tour de Francia se otorgó el premio a la combatividad a dos corredores, el número rojo lo lucirán Tony Martin y Julian Alaphilippe, ambos del Etixx Quick Step. Ahora, mañana habrá jornada de descanso, tiempo para que los corredores se relajen, piensen y rearmen sus estrategias. El miércoles los espera una etapa que puede ser determinante, con cuatro puertos y llegada en alto; el jueves se enfrentarán a la cronoescalada; el viernes y el sábado habrá mucha más montaña. Para los escépticos o los que esperan emoción les digo: TODAVÍA HAY TOUR.


Crónica - Etapa 17

Pantano brilla otra vez y el tiburón hace temblar el cielo. La etapa de alta montaña alpina prometía emoción y se dio. Se rumoraba que en el día de descanso se había forjado una alianza Astana-Movistar, así, una vez el pelotón de favoritos empezó a subir el penúltimo puerto –primera categoría- el equipo kazajo se encargó de tirar del pelotón, en cabeza del inmenso Vincenzo Nibali. El italiano seleccionó muchísimo el grupo y mermó la cantidad de gregarios del Sky. Una vez el equipo británico pareció flaquear y el Astana no pudo tirar más, se puso al frente Alejandro Valverde, aumentando las revoluciones en la escalada. En este momento se vino un ataque tímido de Dani Martin, que fue neutralizado con prontitud. Luego fue el australiano Richie Porte, del BMC, quien salió a marcar distancias, Nairo, por su parte, intentó tomar su rueda, pero no lo logró. Sí pudo alcanzarlo Chris Froome, que se lanzó con el objetivo de aumentar diferencias sobre sus perseguidores en los últimos 2 km. Jarlinson Pantano salió a buscar la etapa desde la fuga tempranera, permaneció a la vanguardia y en compañía de Majka trabajaron para subir juntos el último puerto. Lastimosamente se atravesó en el camino el ruso del Katusha Ilnur Zakarin, que finalmente se llevó la etapa, luciendo sus grandes cualidades para la escalada –aquellas que mostró en el pasado Giro de Italia-. El colombiano, se subió al podio a recibir, como premio de consolación, el número rojo que lo reconoce como el más competitivo de la jornada. Otra situación que se debe destacar es la cantidad de retiros que se presentaron el día de hoy, el más rimbombante, sin duda, es el de Mark Cavendish (DDD), pero se sumaron a este, Rohan Dennis (BMC), Gorka Izaguirre (Movistar) y Borut Bozic (Cofidis). Los dos primeros abandonaron para preparar los Olímpicos, mientras que los otros por situaciones de carrera. Ahora bien, en lo que a Nairo respecta hay mucho para decir. En primer lugar, es claro que el de Boyacá no ha estado en su mejor forma, también que su equipo no ha respondido como se esperaba, teniendo en cuenta que se veía como una escuadra fuertísima para la montaña, pero ninguno de sus gregarios –a excepción de Valverde- ha cumplido las funciones como deberían hacerlo en la carrera más importante del mundo. Es igual de importante considerar que Quintana es un ciclista supremamente joven, que ha sido un campeón precoz, les recuerdo que la gran forma en este deporte se consigue después de los 28 años. Podemos decir que es aún un corredor inmaduro, solo que desborda talento, actitud y cualidades, aunque todavía le falta experiencia y camino por recorrer. A penas es su TERCER Tour. Entonces, después de los movimientos presentados la clasificación general quedó así: 1. Froome; 2. Mollema (2’27”); 3. A. Yates (2’53”); 4. Quintana (3’27”); 5. Bardet (4’15”); 6. Porte (4’27”); 7. Valverde (5’19”); 8. Aru (5’53”); 9. D. Martin (5’50”); 10. Meintjes (6’07”).

Crónica - Etapa 18
Chritopher Froome, todo poderoso. Lo que hizo el keniata, líder de filas del Sky, fue intimidante, mostró que no está en la posición privilegiada de la general solo por tener el equipo más fuerte de la carrera. Froome se exhibió en la cronoescalada, lució su mejor forma y despejó cualquier duda sobre su estado físico en la tercera semana. Sorprendente, en igual medida, fue lo de Tom Dumolin, el holandés que claramente es el mejor del mundo en la especialidad de la prueba contra el cronómetro, principalmente cuando el terreno llano, en el ascenso de hoy, marcó el segundo mejor tiempo. Estamos presenciando, sin duda, la consolidación de una estrella. Fabio Aru, por su parte, hizo una gran etapa, como era de esperarse puesto que ya había demostrado su facilidad para la cronoescalada en un Giro de Italia. Porte, también marcó un muy buen tiempo y por ello, ambos mejoraron sus posiciones en la clasificación general. Nario Quintana, hizo una prueba aceptable y logró descontarle a dos de sus rivales, Mollema y A. Yates. En cambio, contra Froome volvió a ceder terreno. En virtud a lo sucedido hoy, es posible que el nuevo propósito del colombiano sea entrar al podio. Es de resaltar la particularidad de Ion Izaguirre, el corredor vasco del Movistar, que ha alcanzado el top 10 en las dos contrarreloj del Tour, pero cuando ha sido llamado a apoyar a su jefe de filas, este no ha aparecido. Resulta pues extraña la actitud y la preparación de este corredor, así como la exigencia o compromiso que le exige el equipo. Finalmente, después de los movimientos presentados, tenemos una clasificación general en los siguientes términos: 1. Froome; 2. Mollema (3’53”); 3. A. Yates (4’16”); 4. Quintana (4’37”); 5. Bardet (4’57”); 6. Porte (5’00”); 7. Aru (6’08”); 8. Valverde (6’37”); 9. Meintjes (7’15”); 10. D. Martin (7’18”). Nota: Nairo confirmó su presencia en La Vuelta a España 2016.


Crónica - Etapa 19
TEORÍA DEL CAOS La jornada 19 mostró lo que todos los fanáticos del ciclismo esperábamos ver, ambiente inclemente, ataques lejanos, victorias épicas y movimientos en la general. La lluvia que se hizo presente propició la hostilidad de los descensos, provocando así múltiples caídas –producto de ellas se presentaron dos retiros, de Tom Dumolin y Dani Navarro- que afectaron, en su lucha por la amarilla, a Richie Porte, a Mollema y al mismo Chris Froome. El actual líder de carrera tocó el suelo en una curva y para poder continuar tuvo que desproveer de su bicicleta a Geranit Thomas. De su equipo solo dos corredores pueden tener la talla de máquina similar a la de Chris, el otro sería Poels, pero como este ha sido su ayudante principal no podía ser relegado. De hecho, si no fuera por el holandés, la diferencia que marcaron los rivales sobre Froome hoy habría sido mucho más amplia. En el mismo descenso en que la camiseta amarilla se vio afectada, el Ag2r planeó su ataque y proyectó a Bardet, el francés conservó la diferencia ganada en la bajada y pudo escalar el último puerto (fuera de categoría) para subir varias posiciones en la general, a su vez, le otorgó la primera victoria a su país en la edición 2016. Una vez el pelotón de favoritos, o lo que quedaba del él, se puso al pie de la montaña que los separaba de la meta, el Astana endureció el paso y seleccionó aún más el grupo. Luego se vinieron los ataques desordenados de Porte, Martin, Aru (que sigue sin responder de manera consecuente al esfuerzo que ha hecho su equipo), y Valverde, producto de ello, Froome empezó a ceder terreno. Tanto Yates como Mollema no pudieron soportar el ritmo y terminaron descolgados, sacrificando entonces sus posiciones privilegiadas en la general. Quintana, en cambio, sobrevivió a los ataques y aprovechó la rueda de su mejor gregario, Alejandro Valverde –el murciano, de 36 años, que viene de hacer podio den el Giro de Italia, ha demostrado con creces que es tal vez de los ciclistas más increíbles de los últimos años-, para descontarle tiempo a todos sus rivales, en consecuencia, el colombiano avanzó puestos y ahora es tercero del Tour de Francia. Después del desmadre que se formó hoy, la clasificación general terminó de la siguiente manera: 1. Froome; 2. Bardet (4’11”); 3. Quintana (4’27”); 4. A. Yates (4’46”); 5. Porte (5’17”); 6. Aru (6’00”); 7. Valverde (6’20”); 8. Meintjes (7’02”); 9. D. Martin (7’10”); 10. Mollema (7’42”). Para mañana tenemos la última etapa de montaña, en la que seguramente habrá acción, puesto que Froome terminó muy afectado físicamente, su rodilla está golpeada e inflamada, situación que incomodará su cadencia de pedaleo, a esto se le suma que su equipo acumula un fuerte desgaste puesto que ha sido el Sky quien ha impuesto las condiciones gran parte de la carrera. Además, las diferencias entre el segundo y el cuarto puesto de la clasificación por la amarilla son muy estrechas. Esperemos en qué estado amanecen los ciclistas después de la locura de hoy y ver cómo se juegan su última ficha por el mejor resultado de cara a la llegada a París.

Crónica - Etapa 20

Quintana salva el Tour y Pantano brilla una vez más. La última etapa de montaña no pudo promover la emoción en el pelotón para sacudir la clasificación general. El Astana trató de proponer, pero al ver el estado de su líder –Aru se desplomó físicamente, no se alimentó y resultó vomitando- decidieron dejar de conducir al grupo y, en su lugar, dar libertad a su hombre en fuga, Vincenzo Nibali, quien fue despojado de las responsabilidades del equipo y pudo emprender en solitario la búsqueda por la etapa. En el camino del italiano, se iban a atravesar Ion Izaguirre del Movistar y Jarlinson Pantano del IAM Cycling, que a la postre se ganó el premio de montaña. No obstante, en el descenso, el colombiano perdió equilibrio en una curva y cedió terreno, mientras que Vincenzo se relegó desde el inicio de la bajada. Por ello, el podio de la etapa 20 quedó con el español en primer lugar, seguido del caleño y finalmente el vigente campeón del Giro de Italia. Pantano, se llevó una etapa en el Tour y segundo en dos más, fue el más combativo en dos jornadas –incluyendo la de hoy-, además se ubicó tercero en la clasificación de la montaña. En virtud a esta presentación, logró asegurar su contrato con el Treck Segafredo para la próxima temporada. Las diferencias, entonces, de cara a la llegada mañana a París quedaron así: 1. Frome; 2. Bardet (4’05”); 3. Quintana (4’21”); 4. A. Yates (4”42); 5. Porte (5’17”); 6. Valverde (6’16”); 7. Rodríguez (6’58”); 8. Meintjes (6’58”); 9. D. Martin (7’04”); 10. Kreuziger (7’11”). Que Aru y Mollema salieran del top 10 no fue mayor sorpresa, por eso decimos inicialmente que no se “sacudió” la general, puesto que su marginación fue como consecuencia de sus condiciones físicas, mas no por ataques de sus oponentes.
Crónica - Etapa 21 EL TERCER TOUR DE FROOME Hoy partió el pelotón a enfrentar la última etapa del Tour de Francia 2016. Los corredores que sobrevivieron a la carrera más importante del mundo hicieron un recorrido por los lugares más emblemáticos de París. La jornada se definió al sprint, que se obtuvo el alemán Adré Greipel, así el del Lotto Soudal no se fue “blanqueado” de esta edición. El malliot verde, por quinta vez lo vistió Peter Sagan. El eslovaco marcó un record, esta fue la ocasión en que se marcó más diferencia sobre el segundo de clasificación por puntos -470 a 228-. ‘Peto’ además se hizo a tres etapas, e incluso le ayudó a sus coequiperos Majka y Kreuziger en la montaña cuando se requirió. Como si fuera poco, fue reconocido como el más combativo de todo el Tour. La verdad que no existen calificativos para referirse al actual campeón del mundo. La camiseta de los puntos, que representa al campeón de la montaña, fue para el polaco Rafal Majka, con 209 puntos. La blanca, reconocimiento para el mejor joven, se la llevó Adam Yates, el británico del Orica, que además estuvo peleando podio hasta el final. A penas en la jornada 18 fue desplazado del tercer puesto de la clasificación general. Finalmente, los cascos amarillos, símbolo del mejor equipo fue para Movistar, reconocimiento ya habitual para la escuadra española. El malliot amarillo, se lo llevó, de manera indiscutible y contundente Christopher Froome. Por tercera vez el keniata, nacionalizado británico, es campeón de la Ronda Gala. El líder del equipo del cielo marcó diferencia en los terrenos más inesperados, en contadas ocasiones se vio vulnerable, y además contó con unos gregarios que podrían ser jefes de filas en cualquier otra escuadra del mundo, fueron ellos quienes lo cuidaron y pusieron en lo más alto del podio. Esta fue la fórmula infalible que el Sky encontró para dominar la Grande Boucle a su antojo. El podio lo completaron, en segundo lugar Romain Bardet, el joven francés del Ag2r y Quintana, por Movistar, en la tercera posición. Finalmente, los demás colombianos que empezaron la carrera, a saber, Winner Anacona, Jarlinson Pantano y Sergio Luis Henao, todos llegaron a París sobre la bici. Sesenta y nueve, diecinueve y doce fueron sus posiciones respectivamente.

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos